miércoles, 13 de enero de 2010

Terremoto de 7,0 grados en Haití



Se teme que cientos de personas murieron luego de que un poderoso terremoto de 7,0 grados en la escala de Richter sacudiera este martes a Haití destruyendo el centro de la capital, Puerto Príncipe.


La magnitud del movimiento telúrico fue tal, que la ciudad quedó envuelta en una nube de polvo tras la caída de edificaciones, según dijeron testigos.

Informes hablan de decenas de cuerpos en las calles y que Puerto Príncipe estaba totalmente a oscuras este martes en la noche tras el peor sismo en la historia de ese país caribeño en más de 200 años.


Un ejemplo de la magnitud de la catástrofe es el hecho de que el Palacio Presidencial, una de las edificaciones más emblemáticas de Puerto Príncipe, quedó destruido.
En todo caso, se informó que el presidente René Preval y la primera dama están a salvo.













Imagen publicada en Twitter tomada en Puerto Príncipe tras el terremoto.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) informó que el epicentro del terremoto se produjo en tierra, 10 kilómetros al oeste de Carrefour, cerca de la capital, y a una profundidad de 30 kilómetros.

Medios reportaron el colapso de un hospital en la localidad de Petionville.

Por su parte, la misión de Naciones Unidas en el país dijo en un comunicado que "gran parte de su personal sigue desaparecido" después de que el terremoto destruyera su sede en Puerto Príncipe.

El jefe de las fuerzas de paz de la ONU, Alain Le Roy, dijo que cascos azules brasileños rodearon los escombros, pero que aún no han podido rescatar a nadie.


La falta de electricidad ha complicado aún más las labores de rescate durante la noche y muchos han optado por usar las luces de los autos para alumbrar los escombros de edificaciones colapsadas y así ayudar a la gente a sacar con vida a los atrapados.

"Heridos por las calles"

Una joven le dijo a la BBC desde Haití que "muchas casas se vinieron abajo".

"Estoy rodeada de gente que ha salido de los edificios (...) El terremoto duró unos quince segundos, me tuve que salir de mi casa y apenas podía mantenerme en pie", narró Valerie Moliere, de 15 años.

Estoy rodeada de gente que ha salido de los edificios (...) El terremoto duró unos quince segundos, me tuve que salir de mi casa y apenas podía mantenerme en pie. Veo gente herida por las calles, gritando, cubierta de sangre

Valerie Moliere, testigo

"Veo gente herida por las calles, gritando, cubierta de sangre", añadió.

Minutos después del sismo de 7,0 grados, dos réplicas de magnitud 5,9 y 5,5 sacudieron el país. En todo caso, se han sentido hasta 13 réplicas de menor intensidad.

El epicentro de estas replicas fue a pocos kilómetros al sudoeste de donde ocurrió el primer terremoto, indicó el USGS.


El centro de alerta de tsunamis de Estados Unidos levantó una alerta que se había emitido para costas de Haití, Cuba, República Dominicana y Bahamas.

Ayuda

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo que su gobierno aún está recopilando información sobre este "catastrófico terremoto".

"Estados Unidos está ofreciendo toda su ayuda a Haití y a otros en la región. Pondremos a su disposición asistencia humanitaria y medios civiles y militares. Nuestras oraciones están con la gente que ha sufrido, sus familias y sus seres queridos", dijo Clinton.

En concreto, la Agencia para el Desarrollo Internacional de EE.UU. (USAID, por sus siglas en inglés) anunció que enviaría equipos que incluirían hasta 72 personas, seis perros de búsqueda y rescate y hasta 48 toneladas de equipamiento de rescate.

El Servicio Geológico de EE.UU. muestra en rojo las zonas más afectadas por el sismo.

También el Banco Interamericano de Desarrollo dijo que brindaría US$200.000 en ayuda de emergencia. En un comunicado, el presidente de la organización, Luis Moreno, dijo que "los fondos serán usados para entregar alimentos, agua, medicinas y refugio temporal para las víctimas" del temblor.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Haití, el ex presidente estadounidense Bill Clinton, manifestó su disposición a "hacer todo lo que sea necesario" para ayudar a los haitianos.

Varios gobiernos latinoamericanos se mostraron dispuestos a mandar ayuda a la isla.

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que enviará de inmediato una misión de 50 expertos que ayuden en las labores de rescate.

Y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo que una brigada de técnicos ayudarán a reparar los tendidos eléctricos dañados.

Fuente: BBC Mundo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...