martes, 25 de enero de 2011

Animales de las Galápagos


Una tortuga Carey nada por el fondo del mar con las aletas desplegadas a modo de alas. En inglés se llama «hawksbill turtle», que significa «tortuga pico de halcón», ya que su cabeza es estrecha y acaba en una punta afilada que recuerda al pico de un ave. Fotografía de Nick Caloyianis
 

La tortuga de las Galápagos, la más grande de todas, es increíblemente longeva. Un ejemplar vivió más de 150 años en cautividad. Fotografía de Tim Laman
 

Las iguanas marinas, presentes exclusivamente en las Islas Galápagos, suelen llevar unas características «pelucas» blancas que forman con sal segregada por unas glándulas situadas cerca de su nariz. Fotografía de Rob Stewart y Animals Animals-Earth Scenes
 

Las tortugas marinas verdes son unos reptiles cuyos ancestros evolucionaron en tierra y se mudaron al mar hace unos 150 millones de años. Son una de las pocas especies tan antiguas como para haber contemplado la evolución de los dinosaurios y su posterior extinción. Fotografía de Tim Laman
 

Los tiburones martillo son cazadores agresivos. Se alimentan de peces pequeños, pulpos, calamares y crustáceos. No intentan cazar humanos, pero son muy defensivos, y atacan cuando se les provoca. Fotografía de Brian J. Skerry
 

Además de aportarle atractivo físico, las patas azules de este pájaro bobo le sirven para cubrir a sus polluelos y mantenerlos calientes. Fotografía de Tim Laman
 

Los albatros, de grandes alas y longevas vidas, rara vez son avistados en tierra, pues prefieren el océano abierto, excepto para aparearse y criar a sus polluelos. Fotografía de Steve Raymer


Debido a su inteligencia, talante amistoso y cara sonrriente, los delfines son muy populares entre los buceadores y en los grandes acuarios. Fotografía de Bill Curtsinger



Fuente: National Geographic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...