jueves, 17 de mayo de 2012

Cambio de look




La facultad de los camaleones para cambiar de color es harto conocida, pero para los científicos que estudian la mutabilidad en la naturaleza, las sepias, los pulpos y los calamares son las auténticas estrellas. Estos cefalópodos, capaces de mutar el color y el dibujo de la piel en una fracción de segundo, eluden a los depredadores camuflándose hábilmente en rocas y arrecifes. El truco: el control neural de millones de órganos pigmentarios de la piel y células reflectoras de luz.
Hoy los biólogos creen que las opsinas, proteínas receptoras de luz detectadas en los ojos, también intervienen. Un equipo dirigido por Roger Hanlon, del Laboratorio Biológico Marino de Woods Hole, Massachusetts, ha descubierto que cierta opsina presente en los ojos de los cefalópodos se encuentra también en su piel. Hanlon y sus colegas intentan desvelar los secretos de estos «disfraces». El hallazgo podría ayudar a la creación de materiales nuevos, como plásticos o papeles de decoración, cuyo dibujo podría cambiar con apenas pulsar un botón. —Luna Shyr


Foto: Colin Marshall / imagebroker / Gtres
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...