miércoles, 9 de mayo de 2012

Una aventura en el fin del mundo, el Polo Sur


IVAN FINOTTI
DESDE POLO SUR

Habíamos esquiado 12 kilómetros. Nos faltaban todavía ocho y todo un día más. Traté de dormir, pero estaba muy agotado. Me levanté y fui hasta la tienda de campaña verde de los guías. En su interior, Rick y Dirk habían preparado una cocina interesante. La tienda estaba sustentada por una estaca central. Alrededor de esta estaca, había dos fogones. Y, alrededor de todo este centro, ellos cavaron un hoyo circular de tal forma que se podía meter los pies en él y sentarse alrededor. La nieve retirada del hoyo era la que se transformaría en agua en las teteras. 


João Wainer/Folhapress
Periodistas de Folha acompañaron a una expedición al Polo Sur

João Wainer/Folhapress
Después de los -35°C del Polo Sur, los -10°C del campamento Union Glacier parecen un clima de playa, como lo confirmó el turista turco Kamil

João Wainer/Folhapress
El avión DC-3 que hace el tramo desde el campamento hasta el Polo Sur: mil kilómetros en cuatro horas, con una detención para el reabastecimiento

João Wainer/Folhapress
Al final del viaje, aventureros aguardan la salida del avión para volver a Chile

João Wainer/Folhapress
Escena del casamiento de Daniel Pena y Sally Hall en el Polo Sur

João Wainer/Folhapress
En el Polo Sur, el sol brilla incluso a las 22h. “No se podía percibir cuando era de noche”, relata el periodista Ivan Finotti

João Wainer/Folhapress
Vista de las tiendas de campaña del campamento en el Polo Sur

João Wainer/Folhapress
El sol brilla incluso a las 22h en el Polo Sur

João Wainer/Folhapress
Detalle del campamento en el Polo Sur

João Wainer/Folhapress
Periodistas de Folha visitan el Polo Sur, cien años después de que el primer grupo pusiera los pies en el último lugar de la tierra

João Wainer/Folhapress
Expedición llegó al Polo Sur el 14/12/2011, cien años después de que el primer grupo pusiera los pies en este lugar

Fuente: Folha de São Paulo en español
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...